Creación de un Sistema Nacional Integral de Áreas Protegidas para Chile

Breve descripción

CACTUSEs esencial salvaguardar la biodiversidad de Chile. Foto: GEF/SNAP

Las áreas protegidas son uno de los instrumentos para la conservación y gestión de la biodiversidad, forman parte del patrimonio natural de Chile y llevan asociado un gran valor cultural y social. En los últimos años, Chile ha dado pasos importantes para construir las bases técnicas, económicas y sociales de la gestión de las áreas protegidas terrestres, marinas, públicas y privadas, con objetivos y metas comunes en el marco de una política pública que apunta a incrementar la valoración social de la biodiversidad como patrimonio de todos los chilenos y como fuente de desarrollo humano para las actuales y futuras generaciones.

En este contexto, el objetivo del proyecto Creación de un Sistema Nacional Integral de Áreas Protegidas ha consistido en apoyar a la institucionalidad ambiental del país en la generación de un modelo integral único de gestión para las áreas protegidas públicas, privadas, terrestres y marinas, operacional y financieramente sustentable, y que supere las brechas que los esfuerzos públicos de conservación de la biodiversidad habían encontrado hasta el momento.

Logros

  • Estudios desarrollados por el proyecto han permitido valorar en más de USD 2.000 millones anuales los servicios ecosistémicos que proveen las áreas protegidas de Chile.
  • Se calculó la brecha de financiamiento actual para la gestión de áreas públicas, privadas, terrestres y marinas: son necesarios USD 70 millones anuales adicionales.
  • Se elaboró una estrategia de financiamiento para mejorar la gestión de los recursos disponibles, diversificar las fuentes de financiamiento e incentivar la cooperación público-privada y la participación local en la conservación de la biodiversidad.
  • Se avanzó en la adopción de estándares modernos para la gestión adaptativa de las áreas protegidas: 8 áreas piloto financiadas por el proyecto son administradas ahora bajo un “lenguaje común”.
  • Se diseñaron guías técnicas para incorporar la conservación de la biodiversidad en instrumentos de fomento y planificación territorial.
  • Más de 350 guardaparques, profesionales y técnicos de instituciones públicas y organizaciones privadas fueron capacitados para gestionar de modo más eficiente las áreas protegidas.
  • Se promovieron 8 diálogos regionales a lo largo de Chile, en los cuales más de 1.300 personas expresaron su punto de vista sobre el valor patrimonial de las áreas protegidas.

Financiamiento



Año Donante Monto
2015 Global Enviromental Fund - GEF, Gobierno de Chile, otros USD 38.778.586

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Chile 
Ir a PNUD Global