Avanzando en el reconocimiento del rol de los guardaparques en Chile

10-mar-2016

Luis Gutiérrez, Guardaparques desde el año 2000. Foto: Archivo personal Luis Gutiérrez.

La labor del guardaparques en Chile se remonta al año 1914. Fue entonces cuando se destinó al primero de ellos a una reserva forestal, la de Malleco, en la región de la Araucanía, con el cometido de protegerla y evitar la sustracción de madera. Un siglo después, la tarea de los guardaparques ha evolucionado y actualmente abarca aspectos tan variados como la conservación de la biodiversidad, el control de visitantes, la educación ambiental o el apoyo a la investigación aplicada.

Sin embargo, pese a la exigencia que suponen dichas labores y la relevancia de su rol, no existe en Chile una certificación profesional específica que los reconozca como tales.

“En marzo de 2000 me incorporé a la Corporación Nacional Forestal (CONAF), y después de 16 años aún sigo formándome, ya que las labores del guardaparque son tan diversas que el aprendizaje es constante”, declara Luis Gutiérrez, integrante del Cuerpo de Guardaparques, órgano formal de la CONAF que los agrupa.

La falta de certificación profesional hace que muchos de ellos, pese a acumular una dilatada y valiosa experiencia en sus cargos, encuentren un impedimento para optar a puestos de mayor desempeño. Por ello, el gremio viene reivindicando desde hace tiempo que una certificación oficial reconozca sus capacidades.

En 2009, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), con financiamiento del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF por sus siglas en inglés), se involucró en el proyecto “Creación de una Sistema Nacional de Áreas Protegidas para Chile”, con el objetivo de reforzar las capacidades institucionales para la planificación y manejo de las áreas protegidas del país, así como de diseñar una propuesta para la integración bajo un mismo sistema de las diferentes tipologías de áreas protegidas coexistentes en Chile. Dada la relevancia de los guardaparques en el funcionamiento cotidiano de dichas áreas, contribuir al fortalecimiento de su formación ha sido uno de los ejes del proyecto.

En ese contexto, a partir de agosto de 2015, CONAF con el apoyo del PNUD ha organizado una serie de cursos de formación, orientados a nivelar los conocimientos y competencias de los integrantes del Cuerpo de Guardaparques y a permitirles la obtención de una titulación oficial

Las capacitaciones, divididas en 6 tandas para poder implicar así a guardaparques de distintos puntos geográficos, abordaron temas ya familiares para el colectivo, como la conservación de la diversidad biológica o la evaluación de impactos ambientales. Al mismo tiempo, incluyeron aspectos novedosos, como la vinculación comunitaria y la gestión de conflictos, técnicas de trabajo en equipo, manejo de situaciones de estrés o fórmulas de participación ciudadana.

“Ahora vemos un compromiso por parte de nuestra jefatura, a nivel central, mediante esta instancia de capacitación y posterior certificación”, opina Luis Gutiérrez, participante de los cursos y guardaparque en la reserva nacional del Lago Peñuelas. “Ello le da un plus a nuestra carrera en el plano institucional, demuestra un compromiso para con nosotros los guardaparques y nos compromete aún más para seguir haciendo de la mejor manera posible nuestro trabajo”, añade satisfecho.

Luis forma parte de los 140 guardaparques que han recibido capacitación en el marco del proyecto GEF-SNAP. Además, el futuro Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas prevé que la formación y capacitación de guardaparques sea parte de una estrategia de mediano y largo plazo que permita un apoyo continuo a su crecimiento profesional.

Por ello, otros 24 guardaparques recibieron herramientas y conocimientos específicos para poder formar a otros colegas en el futuro. Con ello se profundizará progresivamente en el empoderamiento y en la profesionalización de los guardaparques del Estado, actores clave en la conservación del patrimonio natural y cultural del país, así como en la gestión de las áreas protegidas que lo acogen.

Sin duda, los conocimientos que han recibido estos guardaparques contribuirán de manera importante al cumplimiento, por parte de Chile, de las metas propuestas en el Objetivo de Desarrollo Sustentable N° 15 "Vida de Ecosistemas Terrestre".

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Chile 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tobago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe