Sin mirada medioambiental no hay desarrollo sostenible | Ignacia Holmes

06-jun-2016

Un muchacho y una muchacha miran la salida del sol en el Salar de Atacama.

Conseguir satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer a las generaciones futuras. Ese es el propósito del desarrollo sostenible, concepto destinado a acompañarnos de ahora en adelante con más fuerza que nunca. De hecho, en septiembre de 2015, reunidos en las Naciones Unidas, 193 países ─entre ellos Chile─ se comprometieron a que así fuera. De este modo, formularon y se emplazaron a cumplir, de aquí a 2030, los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS): un compendio de metas orientadas a lograr que el planeta sea un lugar donde la sostenibilidad forme parte de todo lo que hacemos como personas, sociedades y países.

En cierta manera, los ODS nos ofrecen un marco para medir y calibrar cómo y en qué medida integramos las tres esferas que conforman el modelo de la sostenibilidad: la social, la económica y la medioambiental. Pero lo que define realmente al desarrollo sostenible como modelo es su integralidad. No nos sirve ─ni a nosotros como personas, ni a nuestras sociedades, ni a nuestros países─ que el desarrollo priorice la vertiente económica por encima de las otras dos, o que se potencie el carácter social del desarrollo en detrimento de las consideraciones medioambientales; únicamente nos sirve ─para que las generaciones futuras puedan seguir optando a un nivel de bienestar igual o mejor que el de las presentes─ que el desarrollo se base en un equilibrio real y consciente entre generar puestos de trabajo e ingresos, contribuir a un bienestar social equitativo e inclusivo y, por supuesto, frenar la degradación del marco de recursos naturales ─finitos─ que ofrece nuestro planeta.

Los desafíos actuales que hoy Chile enfrenta en materia medioambiental son destacables, siendo nuestro país y sus ecosistemas especialmente vulnerables ante el cambio climático y sus efectos: la desertificación y degradación de tierras ─que afectan a un 62% del territorio nacional─, los fenómenos climáticos extremos como sequías y aluviones, la conservación de la rica biodiversidad que atesoran nuestros paisajes, el retroceso de los glaciares, la gestión sostenible de nuestros ecosistemas marinos… Tales retos implican claramente graves consecuencias a nivel socioeconómico, en la medida en que diezman las oportunidades productivas y humanas de las personas y comunidades más vulnerables ante ellos, acentuando el riesgo que las brechas que ya se manifiestan en el país a diversos niveles –ingreso, género, etnia, escala territorial− suponen para el futuro de Chile.

Si queremos para nuestro país ─y para nuestro planeta─ un desarrollo que fomente un crecimiento inclusivo y genere puestos de trabajo decentes, que combata la inequidad social y promueva un bienestar para todas y todos, resulta esencial e imprescindible promover un uso sostenible y cabal de los recursos que ofrece nuestro territorio y seguir avanzando en tal dirección. Es por ello que, en el Día Mundial del Medio Ambiente, reivindicamos la oportunidad de abordar nuestros desafíos medioambientales viéndolos desde la perspectiva transversal que los ODS y el desarrollo sostenible nos plantean y ofrecen.

Fotografía bajo licencia de libre uso https://pixabay.com/static/uploads/photo/2013/01/11/01/19/salt-lake-74570_960_720.jpg

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Chile 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe