¿Cómo impacta el cambio en el uso del suelo en la biodiversidad de Chile?

12-ago-2016

La expansión del sector silvoagropecuario constituye un factor de presión a la biodiversidad existente en los suelos de Chile. Foto: Viñedo en Puente Alto, F. Sánchez, bajo licencia CC.

Por Pilar Zapata Coloma, encargada de comunicaciones del proyecto Biofin Chile.

No hay lugar de la naturaleza con una mayor concentración de especies que los suelos. Es tal su relevancia que han sido incorporados en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), particularmente en el número 15 que señala como meta “para el año 2030, luchar contra la desertificación, rehabilitar las tierras y los suelos” y “lograr un mundo con una degradación neutra del suelo”. Chile, al igual que los países miembros de la ONU, adscribió a los ODS, comprometiéndose a cumplir con ellos. Pero ¿cómo es la situación actual del suelo en nuestro país?

En un informe elaborado por Esteban Delgado, miembro del equipo del proyecto implementado por el PNUD Chile “Finanzas para la Biodiversidad – BIOFIN”, se compilan una serie de datos referidos a la situación del suelo en nuestro país. Allí se consigna que, de acuerdo al Centro de Información de Recursos Naturales (CIREN, 2010), el 49% del suelo total disponible en Chile, presenta algún tipo de erosión: 36,8 millones de hectáreas tienen algún tipo de desgaste en su cubierta.

Es más, las alteraciones que se han ocasionado en los ecosistemas terrestres tienen como principal factor antrópico el cambio en el uso del suelo (Ministerio de Medio Ambiente, 2015), a lo que han contribuido diversas actividades económicas.

Expansión forestal

El crecimiento de la actividad forestal en Chile ha ejercido presión sobre su biodiversidad, tanto a nivel de especies (monocultivos) como en ell desgaste y modificación de los suelos. Esta presión se relaciona principalmente con la expansión de plantaciones propiciada por el Programa de Bonificación Forestal impulsado por la promulgación del Decreto Ley 701 (1974) y con explotaciones de madera nativa.

El gran impacto que ha tenido el Programa de Bonificación Forestal en esta industria contrasta con su fuerte impacto negativo en biodiversidad. De acuerdo con el Ministerio de Medio Ambiente, en el periodo 1999 – 2011, la superficie de plantaciones forestales aumentó en aproximadamente un 40%. De las plantaciones nuevas, casi el 42% (1975-1990) y el 23% (1990-2007) fueron en reemplazo de bosques nativos secundarios.

Cabe precisar que en 2012 expiró la vigencia del sistema de incentivos que contemplaba el artículo 12º del DL 701. Esto se suma a la entrada en vigencia de la Ley sobre Recuperación del Bosque Nativo y Fomento Forestal (2008) que, en lo relacionado con explotaciones forestales de bosque nativo, establece que deberán hacerse solo en forma posterior a la aprobación de un Plan de Manejo por parte de CONAF.

Otro avance positivo es el que proviene del sector privado a partir de la adhesión a sistemas de certificación ambiental. De acuerdo a datos de la Corporación Chilena de la Madera (2016) el 70% de las plantaciones forestales nacionales actuales se encuentra certificada.

Intensificación agrícola

Otro elemento que constituye un factor de presión sobre la biodiversidad en Chile es el sector silvoagropecuario, el que ha tenido una gran expansión en las últimas décadas. En el caso de la agricultura es relevante la expansión de la frontera agrícola generada por cultivos de paltos, cuya superficie al 2015 supera en un 265% la superficie original de 1990; y el área de viñedos, que en 2014 había aumentado un 38% respecto de la superficie que ocupaba en 1976 (Oficina de Estudios y Políticas Agrarias, 2009, y Servicio Agrícola y Ganadero, 2014).

Presión de las ciudades

Aunque constituye -con mucha distancia- el tipo de uso con menos superficie en el país, el uso de suelo urbano ha experimentado crecimientos importantes: desde 112 mil hectáreas dedicadas en 1984, a más de 277 mil en 2007: 165 mil hectáreas más en ese período, crecimiento que equivale al 247% de la superficie del año base (1984).

 Infografia Suelos y Biodiversidad, FAO.

Aporte del suelo

Frente a este panorama, los retos que tiene el país en términos de restaurar y proteger sus suelos constituyen un desafío mayor. Junto con almacenar y filtrar agua, los suelos son clave en la provisión de alimentos y en la subsistencia de la vida. Su capacidad de absorción de carbono es además una contribución esencial a la mitigación del cambio climático. Ellos constituyen la base de la vegetación que se cultiva para la producción de forraje, fibras, combustibles y productos medicinales.

Su rol es fundamental para la subsistencia de la vida y, sin embargo, se estima que a nivel mundial un tercio de la cubierta terrestre ya está degradada, cifra que en nuestro país alcanza la mitad de su superficie. Los suelos albergan una cuarta parte de la biodiversidad de nuestro planeta y su conservación es esencial para nuestro desarrollo sostenible. 

 

Foto: Fsanchezs, Commons Wikimedia.

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Chile 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe