Un Fondo Forestal Ambiental para Chile: arranca proyecto apoyado por el programa ONU-REDD

21-sep-2016

El objetivo del proyecto es potenciar la provisión de los servicios ambientales que aseguran los bosques. Foto: Blueberry, bajol icencia libre.

Con el objetivo de incentivar actividades enfocadas en la reducción de emisiones y captura de gases de efecto invernadero de bosques nativos y mitigar los efectos del cambio climático, se ha puesto en marcha el proyecto Apoyo en el Diseño de un Fondo Forestal Ambiental (FFA) como herramienta de la arquitectura financiera de la Estrategia Nacional de Cambio Climático y Recursos Vegetacionales (ENCCRV) de Chile. El lanzamiento celebrado a inicios de septiembre en dependencias del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en Chile, contó con la participación de representantes de la Corporación Nacional Forestal (CONAF), entidad implementadora del proyecto, así como de otras entidades estatales que tendrán un rol relevante en él.

La iniciativa, cuya culminación está prevista para 2017, tiene por metas el diseño del propio FFA, su puesta a prueba en las regiones del Biobío y Los Ríos mediante dos experiencias piloto y una evaluación posterior para estudiar su replicabilidad a escala nacional.

La creación de un FFA responde a la necesidad de estimular acciones de conservación y restauración de bosque nativo, plantaciones y formaciones xerofíticas en pequeños y medianos propietarios, con el objetivo de potenciar ─mediante un esquema de pagos por resultados─ los servicios ambientales que proveen los bosques, tales como: la captura de carbono, la provisión de recursos hídricos, la recuperación de suelos y la protección de la biodiversidad. De este modo, las acciones del proyecto se alinean con la disminución de la vulnerabilidad social, ambiental y económica derivada de los efectos del cambio climático.

El proyecto se enmarca dentro del Programa ONU-REDD, orientado a apoyar a los Estados en el desarrollo de acciones que permitan reducir las emisiones de gases de efecto invernadero derivadas de la deforestación y la degradación de los bosques, apoyándose sobre una estructura de colaboración interagencial en la cual participan PNUD, la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

Jorge Martínez, director ejecutivo subrogante de la CONAF, expresó la importancia del proyecto desde la perspectiva de las metas climáticas chilenas: “Como país, para 2030, tenemos el compromiso de reforestar ─principalmente con especies nativas─ 100.000 hectáreas, así como manejar sosteniblemente otras 100.000, lo que representará capturas de entre 900.000 y 1.200.000 toneladas anuales de carbono. La política forestal juega un rol importante en poder dar cumplimiento a estos compromisos, y el Fondo Forestal Ambiental será un buen avance para contribuir a ello y al desarrollo de la ENCCRV”, señaló.

El taller reunió a representantes de diversas instituciones involucradas en el proyecto: los ministerios de Hacienda, Medio Ambiente y Relaciones Exteriores; el Instituto Nacional de Desarrollo Agropecuario, el Servicio Agrícola y Ganadero y la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias, además de a la consultora Sud Austral, quien está trabajando actualmente en torno a las actividades previstas por las experiencias piloto.

Paloma Toranzos, del PNUD, aludió a la importancia de la alianza que constituye el proyecto: “Para el PNUD, como parte del programa interagencial ONU-REDD, es tremendamente relevante el hecho de haber podido reunir hoy a distintos representantes de los ministerios y servicios integrados en el Comité Directivo tanto del proyecto que hoy arranca como de la ENCCRV. Del mismo modo y a efectos del futuro Fondo Forestal Ambiental, resulta muy interesante haber podido presentar todo el trabajo que se ha desarrollado ya para el diseño del Fondo, así como en la etapa de priorización de los sitios pilotos, que ha obedecido a un proceso participativo e inclusivo realizado de modo descentralizado”, comentó.

Nota preparada por

Sergio García Rodríguez, Comunicaciones Área Medio Ambiente y Energía, PNUD Chile.

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Chile 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe