Huella Chile certifica a PNUD y otras 32 organizaciones conscientes de la importancia de reducir su huella de carbono

05-dic-2016

Huella Chile fue diseñada y puesta en práctica a partir del año 2014, por el MMA con el apoyo de PNUD Chile. Foto: Sergio García, PNUD Chile.

Junto a 32 organizaciones, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en Chile recibió por parte del Ministerio del Medio Ambiente (MMA), el pasado 1 de diciembre, la certificación que lo acredita por haber contabilizado sus emisiones de carbono ─principales causantes del calentamiento global─ mediante la herramienta Huella Chile.

En total, 14 servicios públicos ─entre superintendencias y municipalidades─ y 19 empresas fueron certificadas por el MMA. Tras haber medido voluntariamente las emisiones de gases de efecto invernadero que su actividad diaria genera ─como las derivadas del consumo energético, de combustibles y del transporte de los y las trabajadoras hacia su lugar de trabajo─, las organizaciones se sometieron a una verificación por parte de una entidad independiente.

Las 33 instituciones recibieron, además, la distinción de “Cuantificación”, que también prevé otros tres reconocimientos: “Reducción”, para aquellas organizaciones que acreditan unas emisiones inferiores a las generadas el año precedente; “Neutralización”, para aquellas que, además de reducir sus emisiones, realizan acciones en paralelo para neutralizarlas; y “Excelencia”, que distingue a los organismos que demuestran un compromiso corporativo y social respecto a la gestión de sus emisiones.

undp_cl_medioambiente_1huella-carbonoPaula Garay y Marta Cózar, en representación del PNUD Chile, recibieron la certificación de manos del ministro del Medio Ambiente, Pablo Badenier.

Huella Chile fue diseñada y puesta en práctica a partir del año 2014, por el MMA con el apoyo de PNUD Chile, en el marco del proyecto Programa de Fomento de Capacidades en Desarrollo bajo en emisiones (LECB-Chile), proceso que contó con el financiamiento de los gobiernos de Alemania y Australia y la Comisión Europea.

Fernando Farías, jefe de la Oficina de Cambio Climático del MMA, se refirió en la apertura del evento a la importancia de Huella Chile para promover la sostenibilidad entre todos los actores sociales y productivos del país: “La herramienta ofrece una plataforma y una oportunidad para que el sector privado y los organismos públicos se involucren desde su estructura y su actividad organizativa en la mitigación del cambio climático, contabilizando primero y reduciendo después sus emisiones de gases de efecto invernadero.”

Con el fin de facilitar tal ejercicio, el instrumento es gratuito y accesible en línea para cualquier organización que desee participar en ella. Paloma Toranzos, en representación del área de Medio Ambiente y Energía del PNUD Chile, destacó que “Huella Chile constituye una respuesta local al desafío mundial de descarbonizar el desarrollo, tarea en la que todos y todas somos necesarios”, a lo que añadió que “no sólo significa un fortalecimiento técnico para la institucionalidad del país, sino que dispone una plataforma sobre la cual realizar las potencialidades que las organizaciones y la ciudadanía tenemos ante un desafío ─el cambio climático─ común y compartido.”

El ministro del Medio Ambiente, Pablo Badenier, fue el encargado de entregar las distinciones, y aludió a “la gran oportunidad que representa para Chile el hecho de participar en los esfuerzos globales para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero”, destacando que “Huella Chile es un instrumento altamente relevante dentro de la estrategia firme y comprometida que Chile está llevando a cabo para avanzar hacia un país cada vez más sostenible.”

El PNUD, además de apoyar los procesos de diseño y pilotaje de Huella Chile, decidió sumarse a la iniciativa ya que “para poder actuar y aportar a Chile y al planeta, era necesario conocer cuánto y cómo estamos emitiendo como oficina. Esto es un primer paso hacia la reducción nuestra huella de carbono y hacia una oficina más sostenible y consciente”, concluyó Toranzos.

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Chile 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe