Tercera Comunicación Nacional sobre cambio climático es presentada en Chile

16-dic-2016

Ignacia Holmes en representación del PNUD recibe el documento de Fernando Farías del Ministerio del Medio Ambiente. Foto: Karina Bahamonde, MMA.

Tras haber sido presentada hace un mes en Marrakech, la Tercera Comunicación Nacional de Chile ante la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático fue formalmente lanzada en el país el pasado 14 de diciembre, en un encuentro celebrado en el Centro Cultural Palacio La Moneda.

El documento, coordinado por el Ministerio del Medio Ambiente (MMA), contó en su elaboración con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), y constituye el tercer ejercicio de este tipo ─tras las publicaciones de 2000 y 2012─ que realiza el país, y cubre el período comprendido entre 2011 y 2016.

El documento forma parte de los compromisos contraídos por Chile ante las Naciones Unidas y rinde cuentas sobre los avances realizados a nivel nacional para abordar el cambio climático desde el plano político, científico y técnico, así como sobre las tendencias climáticas registradas en Chile.

Fernando Farías, Jefe de la Oficina de Cambio Climático del MMA presentó los aspectos más destacados del documento, que incluye datos actualizados hasta 2013 sobre el inventario nacional de gases de efecto invernadero. Éstos demuestran que, desde 1990, las emisiones de carbono se han incrementado en Chile en un 113,4% y, respecto a 2010, en un 19,3%.

En materia de reducción de la vulnerabilidad y de adaptación al cambio climático, la comunicación reporta los esfuerzos que se han llevado a cabo en el país en los últimos cuatro años, entre los que resaltan el primer Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático ─aprobado en 2014─ y los nueve planes de adaptación sectoriales que han sido elaborados o están en proceso de formulación, lo que hace evidente, según Farías, que “hoy existe un mayor compromiso político en el país respecto a los temas de cambio climático, y se ha dado un mayor y más directo involucramiento de diversos ministerios y servicios en ellos.”

Asimismo, el documento señala las tendencias climáticas registradas en Chile y las proyecciones estimadas, sobre lo que Farías expresó que “se observa un patrón de precipitaciones modificado, y se prevé que cada vez llueva menos en Chile, y que cuando llueva, lo haga en exceso.”

El capítulo dedicado a los escenarios climáticos a futuro fue elaborado ─por primera vez en el marco de una comunicación nacional─ por un equipo interuniversitario conformado por científicos y académicos de la Pontificia Universidad Católica, la Universidad de Chile, la Universidad de Playa Ancha y la Universidad de Valparaíso.

Ignacia Holmes, Oficial de Medio Ambiente y Energía del PNUD Chile, se refirió precisamente a la “necesidad y el valor añadido de generar alianzas y sinergias entre servicios públicos del Estado, centros de pensamiento, universidades y organismos internacionales” para estudiar y abordar el cambio climático en Chile, puesto que “exige respuestas conjuntas y sólidas a los retos transversales que impone, que afectan a diversas facetas y actividades determinantes para el desarrollo del país y el bienestar presente y futuro de los y las chilenas.”

Por su lado, el Ministro del Medio Ambiente, Pablo Badenier, agradeció al PNUD el hecho de haber contribuido a articular la elaboración del informe ─como en las dos ocasiones precedentes─, y se refirió al mismo expresando que “muestra el estado de avance de la acción climática en Chile y deja constancia de que, en la última década, ha existido continuidad en nuestro país en lo relativo a las políticas públicas en materia climática.”

Por último, Fernando Farías ─quien entregó a Ignacia Holmes un ejemplar del documento─ hizo referencia al último capítulo de la comunicación, que incluye aquellas brechas y necesidades que Chile afronta en el plano interno para abordar el cambio climático de un modo cada vez más efectivo. Las sintetizó en dos grandes retos: “por un lado, necesitamos intensificar la participación de las regiones y las municipalidades, porque es en los territorios donde se ve y donde se puede actuar con mayor incidencia en temas de vulnerabilidad y adaptación; y, por otro lado, necesitamos consolidar una visión de país a largo plazo, que nos permita apuntar hacia metas como descarbonizar nuestro desarrollo para 2050.”

Para mayor información:

Sergio García i Rodríguez – Encargado de comunidaciones del área de Medio Ambiente y Energía PNUD Chile – Sergio.garcia@undp.org