Conservar los bosques para combatir el cambio climático: Naciones Unidas apoyará innovadores programas pilotos con comunidades

14-sep-2017

Esta iniciativa remunerará a los propietarios forestales en función del CO2 que dejen de emitir gracias a las acciones implementadas en sus predios. Foto: CC Pixabay

Incentivar a pequeños y medianos propietarios a realizar actividades de recuperación de tierras degradadas y de conservación de bosque para reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2). Esa es la meta de los cinco nuevos programas pilotos que fueron presentados el pasado 6 de septiembre en el marco de la alianza entre la Corporación Nacional Forestal (CONAF) y el Programa ONU-REDD, en cuya implementación participa el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Las acciones demostrativas, que se realizarán con término a 2020 en las regiones de Magallanes, Araucanía, Metropolitana y Coquimbo, entregarán financiamiento a propietarios forestales interesados en mantener el bosque nativo y los beneficios que ello implica, como conservar las fuentes de agua naturales y restaurar los suelos desertificados y degradados, además de absorber y capturar el CO2 ─principal causante del cambio climático─ que la deforestación y las prácticas agrarias insostenibles generan.

Los montos entregados a los propietarios se canalizarán a través del Fondo Forestal Ambiental cuya primera fase de la colaboración fue diseñada y piloteada por CONAF y ONU-REDD en las regiones de Biobío y Los Ríos. Este  mecanismo hará posible remunerar a los propietarios en función del CO2 que dejen de emitir o que capturen gracias a las acciones realizadas en sus predios, mediante un esquema de pago por resultados que los nuevos programas pilotos permitirán ajustar.

Además de inaugurar la segunda fase del proyecto, el evento celebrado permitió evaluar la etapa previa. Contó con autoridades de las instituciones involucradas tales como la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, además de CONAF y PNUD.

Francisco Urrutia, Secretario Ejecutivo de la CONAF, hizo un balance positivo de la alianza con Naciones Unidas. “Hemos logrado significativos avances con apoyo del Programa ONU-REDD, como definir indicadores para evaluar las acciones que vamos a realizar en lo que sigue y trabajar directamente con las comunidades, que son quienes más se ven expuestas a lo que implica mitigar y adaptarse al cambio climático”, destacó.

Eve Crowley, Representante de FAO en Chile y Representante Regional Adjunta para América Latina y el Caribe, aludió a las consecuencias que la degradación de tierras supone para el bienestar humano. “Impacta negativamente en la producción agrícola, aumenta los riesgos de generar pobreza y amenaza a la biodiversidad, a los servicios ecosistémicos y a la seguridad alimentaria. Existe un vínculo claro entre las implicancias ambientales, sociales y económicas que la deforestación y las tierras degradadas conllevan, y esta iniciativa aborda tales fenómenos de modo integrado”, puntualizó.

Alejandro Mañón, Oficial de Coordinación del Sistema de Naciones Unidas en Chile, vinculó la iniciativa con los Objetivos de Desarrollo Sostenible y el Acuerdo de París. “Apunta directamente a lo que ambas instancias abordan, y como Naciones Unidas estamos contentos de contribuir, mediante tres de nuestras agencias, a generar oportunidades para mujeres y hombres, impulsar patrones de producción y consumo más responsables, potenciar la economía de sectores y regiones rurales, promover la seguridad hídrica y reducir desigualdades territoriales.”

La ejecución de las actividades demostrativas, que contarán con el apoyo técnico y operativo de PNUD, se realizará en alianza con los municipios, juntas de vecinos y pueblos indígenas, y se inserta en la Estrategia Nacional de Cambio Climático y Recursos Vegetacionales, validada en 2016 por el Consejo de Ministros para la Sustentabilidad.

La segunda etapa del proyecto incluye programas de fortalecimiento de capacidades a nivel nacional y regional y el desarrollo de un sistema integrado de monitoreo y evaluación forestal, mediante el cual Chile podrá contabilizar con mayor eficacia las emisiones de CO2 asociadas a tales actividades y dar seguimiento a los compromisos climáticos asumidos a escala internacional.

-------------------------------------------------------------

Los 5 pilotos:

•  Región de Magallanes: “Restitución de procesos ecológicos a través de la restauración del estrato boscoso en áreas afectadas y abandonadas por castor (Castor canadensis) en Tierra del Fuego”

• Región de La Araucanía: “Restauración post incendios forestales en la precordillera andina” y “Proyecto de la comunidad indígena de Quinquén”

• Región de Coquimbo: “Desarrollo de un modelo de inversión socio-ambiental para restauración de tierras semiáridas en Chile”

• Región Metropolitana: “Programa de gestión forestal sustentable en una microcuenca de la zona semiárida como medida de adaptación al cambio climático y contribución a la desertificación, degradación de las tierras y sequía”, en Alhué.

 

Contacto para medios:

Sergio García /sergio.garcia@undp.org / +562-2654 1030

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Chile 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe