Chile se ubica en el primer lugar en Desarrollo Humano entre los países de América Latina y el Caribe

24-jul-2014

Santiago, 24 de Julio de 2014 - La oficina mundial del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) presentó hoy su Informe de Desarrollo Humano Mundial 2014, titulado: “Sostener el progreso humano: reducir vulnerabilidades y construir resiliencia”.

El Informe mundial muestra que la tasa de crecimiento anual promedio en el IDH de América latina y el Caribe se redujo casi a la mitad en los últimos cinco años en comparación con el crecimiento entre 1990 y 2000. Esto fue una caída mayor que en todas las demás regiones, con excepción de los estados árabes.

El informe atribuye parte de la desaceleración del IDH a la crisis financiera y económica mundial. Para reducir la exposición de la región a futuros contagios financieros y a la volatilidad, el PNUD aboga por la creación de un fondo para complementar los recursos globales. El informe también recomienda la prestación universal de servicios sociales básicos, políticas más fuertes de protección social y aquellas que contribuyan al pleno empleo como medios para promover y asegurar el avance en desarrollo humano y al mismo tiempo lograr la reducción de las vulnerabilidades, particularmente entre los grupos más desfavorecidos y entre quienes se encuentran en los períodos más sensibles de su ciclo de vida, como los niños, niñas, adultos mayores y los jóvenes que ingresan al mercado laboral.

El informe revela que hay más de 45 millones de personas vulnerables en América Latina y el Caribe que, en caso de enfrentarse al impacto de una crisis financiera, natural o de otro tipo, se encuentran en riesgo de caer en pobreza multidimensional, es decir con carencias concurrentes en salud, educación y nivel de vida.

El Índice de Desarrollo Humano

En el marco de este Informe mundial, la oficina del PNUD en Nueva York, entregó los resultados actualizados del Índice de Desarrollo Humano (IDH) para 187 países y territorios. El IDH se calcula a partir de un conjunto de indicadores como las tasas de alfabetización, los años de escolaridad, la esperanza de vida al nacer y el ingreso per cápita. A partir de este índice se busca medir el éxito de los países en promover el desarrollo de las capacidades de las personas.

Como cada año, los valores del IDH, tanto en su valor actual como en su serie histórica, se han recalculado a partir de la mejor y más actualizada información disponible para cada país. Por lo anterior los valores y ranking de IDH publicados en este Informe mundial 2014 no son comparables con versiones anteriores del mismo Informe. Las comparaciones válidas son las que se presentan al interior de este Informe mundial 2014.

Este año los primeros lugares del ranking lo ocupan Noruega, Australia y Suiza. En los últimos lugares aparecen la República Democrática del Congo y Níger.

Con un valor IDH de 0,822 (en una escala de cero a uno) Chile es parte del grupo de países que muestran un nivel de desarrollo humano muy alto. Se ubica en el puesto número 41 de la clasificación mundial y en primer lugar en América Latina y el Caribe, seguido por Cuba (44 en el ranking con valor IDH de 0,815) y Argentina (49 en el ranking con valor de IDH de 0,808) y Uruguay (50 en el ranking con valor IDH de 0,790).


La trayectoria del desarrollo humano de Chile en las últimas tres décadas

Una serie comparativa amplia, basada en los nuevos cálculos hechos por la oficina del PNUD en Nueva York, muestra que en las últimas tres décadas, Chile presenta un alza constante de su Índice de Desarrollo Humano. Entre 1980 y 2013, la esperanza de vida creció en más de 10 años; aumentó en más de 3 años la media de escolaridad de adultos, lo mismo que los años esperados de escolaridad. Del mismo modo, el Ingreso Nacional Bruto per cápita creció en ese período un 168%. Esto se traduce en que, en términos agregados, el valor total de IDH de Chile se incrementó en un 28% en ese período (desde 0,640 en 1980 hasta 0,822 en 2013). Esta trayectoria de largo plazo muestra que el país ha tenido la capacidad de avanzar sostenidamente en su desarrollo humano sobre la base de una combinación equilibrada de crecimiento económico y políticas públicas.


El IDH ajustado por desigualdad

Consciente del hecho que los promedios nacionales pueden ocultar grandes diferencias, el Informe mundial calcula un IDH ajustado por desigualdad. Este cálculo es sensible no sólo a la desigualdad de ingresos, sino también en lo relativo a la distribución de las capacidades educativas y los logros en materia de esperanza de vida. El panorama que se desprende de él reafirma el impacto negativo de la desigualdad en los logros de los países.

Con este ajuste, el valor de IDH general de Chile cae en términos absolutos a 0.661. Esto representa una pérdida de un 19.6% de su logro en el IDH general. La mayor pérdida por desigualdad se apreciaría en la dimensión ingresos (36%), seguida por educación (13.7%), mientras que en salud, esperanza de vida, el impacto sería de un 5.9%. En términos comparados, el impacto de la desigualdad en el valor de IDH de Chile es menor que el que se observa en el conjunto de los países de América Latina y el Caribe (24.5%) pero supera el de los países con mayor desarrollo humano del planeta (12.3%).


-----------------------------------------------------------------------------------------------------
Nota metodológica acerca del Índice de Desarrollo Humano del PNUD

El "Índice de Desarrollo Humano" (IDH) fue elaborado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en 1990 como una alternativa a la clasificación del progreso de los países sólo en base al nivel de su Producto Interno Bruto. El índice del PNUD, en cambio, sintetiza el nivel de logro en tres dimensiones: salud, educación e ingresos. Su utilización implica reconocer el hecho de que, dada la no existencia de un vínculo automático entre crecimiento económico y desarrollo humano, la verdadera medida del éxito de una sociedad debe centrarse en la manera en que los logros económicos se traducen en beneficios y oportunidades concretas para las personas. Este Índice da cuenta del nivel de capacidades humanas acumuladas en el tiempo. Por ello sirve para monitorear la evolución del desarrollo humano en períodos largos de tiempo, no para medir las variaciones coyunturales de la situación de los países.

Comparabilidad de los datos de este Informe:

La oficina del PNUD en Nueva York que prepara el Informe Mundial de Desarrollo Humano ha calculado el valor del IDH utilizando las más recientes actualizaciones disponibles de los datos de salud, educación e ingresos (al 15 de noviembre de 2013). El IDH utiliza las tasas de conversión más recientes del Banco Mundial para expresar las monedas nacionales en términos de paridad del poder adquisitivo (PPA), publicadas en mayo de 2014. Estas nuevas tasas de PPA se basan en la Encuesta del Programa de Comparación Internacional de 2011, que se lleva a cabo cada seis años. Los valores y clasificaciones del IDH que se presentan en la tabla 1 del Anexo estadístico del Informe se calculan según los datos más recientes comparables a nivel internacional en cuanto a salud, educación e ingresos. Los valores y clasificaciones anteriores del IDH se vuelven a calcular de forma retroactiva con los mismos datos y metodologías actualizadas. Las clasificaciones y valores del IDH que se presentan en el Informe sobre desarrollo humano de 2014 no pueden compararse, por lo tanto, directamente con las clasificaciones y valores del IDH publicadas en los Informes sobre desarrollo humano anteriores.

SOBRE ESTE INFORME: El Informe mundial sobre Desarrollo Humano es una publicación editada de manera independiente por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo. Puede descargar de manera gratuita la edición 2014 del Informe, disponible en 10 idiomas, otros recursos de referencia sobre los índices y análisis regionales específicos en: http://hdr.undp.org.

SOBRE EL PNUD: El PNUD forja alianzas con todos los niveles de la sociedad para ayudar a construir naciones que puedan resistir las crisis; promueve y sostiene un tipo de crecimiento que mejora la calidad de vida de todos. Presentes sobre el terreno, en 177 países y territorios, ofrecemos una perspectiva global y un conocimiento local al servicio de las personas y las naciones. www.undp.org

Contacto para medios

María Luisa Sierra mluisa.sierra@undp.org 56-2-2654 1070

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Chile 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe