Veinte años después, las mujeres aún ganan 24% menos que los hombres

06-may-2015

Foto: PNUD.

  • Después de dos décadas de esfuerzos concertados para impulsar los derechos de la mujer, la reducción de la pobreza entre las mujeres y las niñas sigue siendo crucial para el progreso del desarrollo, afirman las panelistas de una conferencia mundial que inició hoy en Argentina.

Buenos Aires, 6 de mayo de 2015 – La Administradora del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Helen Clark, denominó al 2015 como una “nueva oportunidad” para lograr la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres, durante una reunión mundial de tres días que conmemora el 20º aniversario de la histórica conferencia sobre las mujeres y la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing.

En el discurso inaugural de la conferencia, que aborda los desafíos persistentes que enfrentan las mujeres y las niñas titulada “Las mujeres y la inclusión social: de Beijing a Post-2015” (celebrada del 6 al 8 de mayo), Helen Clark destacó que, además de la meta específica de la igualdad de género, en la nueva agenda global de desarrollo post-2015 es crucial aliarse con los países para garantizar que todas las políticas a nivel nacional y local tengan una “perspectiva de género” que permita superar las desigualdades históricas entre hombres y mujeres.

“En la búsqueda de un crecimiento económico que beneficie a todos los ciudadanos, es importante centrarse no sólo en garantizar que las mujeres puedan participar en las decisiones que afecten a sus vidas, sino también en la superación de las barreras, incluidas las prácticas y las actitudes discriminatorias institucionalizadas que mantienen a las mujeres en la pobreza”, dijo Helen Clark, frente a más de 200 líderes mundiales, parlamentarios, oficiales de gobierno e investigadores, así como lideresas y lideres de organizaciones de la sociedad civil y de comunidades de todo el mundo.

“Esto incluye abordar el flagelo de la violencia contra las mujeres, así como la carga desproporcionada de trabajo no remunerado que realizan las mujeres y las niñas que les priva de tiempo para ganar dinero, adquirir nuevas capacidades y participar en la vida pública. Tales avances en favor de la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres están en el corazón de los esfuerzos del PNUD para erradicar la pobreza, mejorar la vida de las mujeres e impulsar el desarrollo sostenible”.

Al presidir la apertura del evento, la Ministra de Desarrollo Social de Argentina Alicia Kirchner destacó que “no puede haber igualdad de género sin justicia, inclusión, crecimiento y desarrollo social.”

Asimismo, la Directora Ejecutiva de ONU Mujeres Phumzile Mlambo-Ngcuka hizo un llamamiento para “abordar las causas de la pobreza entre las mujeres”, así como para garantizarles un trabajo digno.

“Para que las mujeres en la pobreza sea un tema del pasado, éstas necesitan protección y trabajos dignos, en cantidades desorbitantes”, señaló.

Avances – Durante las últimas décadas, las tasas de pobreza han disminuido en todas las regiones del mundo. Entre 1990 y 2010, la proporción de habitantes de las regiones en desarrollo que viven con menos de 1,25 dólares al día, referencia internacional para medir la pobreza extrema, se redujo del 47% al 22%.

El progreso de las mujeres también es tangible. Al menos el 50% de las mujeres del mundo ahora recibe salarios y tienen empleo remunerado, lo que representa un aumento con respecto al 40% en la década de 1990. En gran parte del mundo se ha logrado la paridad entre los géneros en la matriculación en la escuela primaria, mientras que las tasas de matrícula en la enseñanza superior ahora favorecen a las mujeres. En la mayoría de las regiones, la esperanza de vida para los hombres y las mujeres se ha incrementado de manera uniforme, y la vida media de las mujeres es superior a la de los hombres.

Asimismo, la participación política de las mujeres ha aumentado en todo el mundo. En 1995, las mujeres representaban el 11,3% de los parlamentarios. Actualmente constituyen un total del 22,1% lo que sigue estando, sin embargo, por debajo del objetivo del 30% establecido por las Naciones Unidas.

En el inicio de la década de 90, el país anfitrión del evento, Argentina, aprobó una ley de cuotas. Desde entonces, otros 11 países latinoamericanos también han introducido cuotas de género, contribuyendo a que la región de América Latina y el Caribe tenga el mayor porcentaje de mujeres parlamentarias (26,4%) y ministras (22,4%) en el mundo.

Cerrar la brecha de género – A pesar de los avances siguen pendientes muchos desafíos, como señalaron los participantes hoy en Buenos Aires. Más de 1.200 millones de personas aún viven en la pobreza extrema, y ​​las mujeres siguen teniendo más probabilidades que los hombres de estar en ese grupo, según un reciente informe de la ONU sobre los avances en los Objetivos de Desarrollo del Milenio. A pesar del aumento del número de mujeres que disfrutan de empleo remunerado, el porcentaje de mujeres con empleo vulnerable sigue siendo desproporcionado, y ganan de 10 a 30% menos que los hombres por el mismo trabajo. Además, en algunos países y regiones las mujeres tienen menos probabilidades que los hombres de tener acceso a un trabajo digno, ser propietarias de bienes y acceder al crédito formal, y siguen sin tener la misma voz en la toma de decisiones.

En la sesión de apertura del evento, Helen Clark hizo hincapié en algunos pasos clave para impulsar el empoderamiento de las mujeres, como por ejemplo, apoyar las reformas legales que garanticen el acceso equitativo de las mujeres a la tierra, el crédito y los bienes, asegurar la igualdad de remuneración por trabajo de igual valor y fortalecer la protección laboral; preparar programas de empleo e iniciativa empresarial dirigidos a las mujeres; y establecer medidas de protección social que beneficien en particular a las mujeres, tales como prestaciones por maternidad, seguro médico y de desempleo, así como una mayor seguridad de medios de vida.

El evento de tres días, organizado por el Gobierno de Argentina, por el PNUD y por ONU Mujeres, también abordará aspectos como la forma en que el cambio climático y las desigualdades repercuten en las mujeres, como protegerlas en países en situación de conflicto o post-conflicto: temas cruciales en la nueva agenda de desarrollo mundial.

Para más información, pueden consultar:

En Nueva York: Carolina Azevedo, Carolina.azevedo@undp.org; Tel: +1 212 906 6127

En Buenos Aires: Virginia García, Virginia.garcia@undp.org (para información en español); y Karen Dukess, Karen.dukess@undp.org (para información en inglés)

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Chile 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe