Ejercicio inédito apoyado por PNUD desarrollará un concepto de pobreza energética para Chile

31-mar-2017

Foto: Pixabay bajo dominio público CC0.

¿Qué implica exactamente el fenómeno de la pobreza energética en Chile y cómo se puede contabilizar y monitorear? Esos son los principales interrogantes que el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Ministerio de Energía abordarán a lo largo de 2017 en un ejercicio nunca antes realizado en el país.

Si bien el 99% de los hogares chilenos tiene acceso a la energía, no todas las necesidades relacionadas a ella están cubiertas en igual proporción. Por ejemplo, el 76% de la población reside en viviendas donde las temperaturas, en invierno son inferiores a 17 grados, y el 18,8% no recibe agua caliente por cañería. Al mismo tiempo, no existe aun ningún marco nacional que defina con exactitud el conjunto de necesidades y de estándares energéticos básicos que las familias debieran poder cubrir para gozar de un nivel de vida adecuado, ni que permita al Estado obtener una imagen general de la situación de tales familias y poderla abordar de modo integral y más focalizado.

Ese contexto motivó al Ministerio de Energía y al PNUD a implementar desde diciembre pasado el proyecto Desarrollo de un marco conceptual y metodológico para abordar la pobreza energética en Chile. Su objetivo es generar ─para finales de 2017─ un concepto de pobreza energética aplicable al país que establezca qué alcances la determinan, proponer indicadores para medirla y entregar lineamientos estratégicos para la elaboración de políticas públicas destinadas a reducirla.

UN DESARROLLO ENERGÉTICO SOSTENIBLE

“Este proceso es un ejemplo de cómo se pueden concebir instrumentos innovadores que tengan en cuenta la vinculación entre los factores económicos, sociales y ambientales a la hora de pensar y planificar el desarrollo, y estamos satisfechos de acompañar un ejercicio que estimulará el debate público en ese sentido”, destaca Paloma Toranzos, oficial de Medio Ambiente y Energía del PNUD Chile. “El desarrollo sostenible pasa por afianzar este tipo de fórmulas integradas, que en este caso proporcionará una base para perfeccionar la política energética, reducir las desigualdades y la vulnerabilidad y, a la vez, promover la inclusión social”, añade.

En su primera etapa, el proyecto levantará información sobre las experiencias que otros países han desarrollado ya para conceptualizar y medir la pobreza energética y las políticas públicas que han generado para abordarla. Seguidamente, y con el apoyo de mesas de participación territoriales, se definirán las necesidades básicas y los estándares de consumo y de calidad que el acceso a la energía debe satisfacer en Chile, teniendo en cuenta la diversidad geográfica y climática del país.

Esa información basará el plan de acción que el proyecto entregará a las instituciones del Estado en su etapa final, que contendrá una propuesta de instrumento para medir la pobreza energética en el país, monitorear su evolución y orientar la toma de decisiones para disminuirla.

“Además de significar algo inédito para Chile, confiamos en que esta alianza permitirá consolidar un trabajo transversal entre todas las instituciones que tienen un rol en los asuntos energéticos y socioeconómicos, algo esencial para acabar generando beneficios para las personas y el territorio”, subraya Paloma Toranzos. “Este trabajo entre Ministerio de Energía y PNUD se da en paralelo con otras iniciativas que buscan avanzar en el marco de un desarrollo energético sostenible, como son la promoción de las energías renovables a escala local, y será muy interesante generar sinergias en ese sentido”, concluye.

El apoyo del PNUD al Ministerio de Energía en torno a la pobreza energética contribuirá a dar respuesta a los lineamientos a largo plazo que definió el proceso Energía 2050 para la política del país en la materia, situando como metas para el sector la confiabilidad, la sostenibilidad, la inclusividad y la competitividad. Al mismo tiempo, el proyecto se alinea con los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) ─impulsados desde Naciones Unidas en 2015 y suscritos por Chile─ entre los que se encuentra uno dedicado a la energía asequible y no contaminante, destacando su potencial en la reducción de las desigualdades, la generación de oportunidades y la mitigación del cambio climático.

Contacto de prensa

Sergio García i Rodríguez +56 22654 1030

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Chile 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe