Niños y niñas dialogan sobre la Agenda 2030 a través de “Yo Opino, es mi Derecho”

12-sep-2017

El proceso se realizó en casi 4 mil establecimientos educacionales, cubrió el 95% de las comunas del país e incluyó zonas extremas como Putre e Isla de Pascua. Foto: Magdalena Provis, ONU Chile.

Fin a la pobreza, paz y justicia, proteger la vida de los ecosistemas terrestres, igualdad de género, educación de calidad, salud y bienestar. Estos son algunos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) más mencionados por niñas, niños y adolescentes en la tercera versión del proceso participativo “Yo opino, es mi derecho“, realizado en Chile en junio pasado.

Bajo el lema “Cambiar para que cambie el mundo”, esta iniciativa se abocó a dialogar en torno a la Agenda 2030. Se trató de un ejercicio voluntario efectuado en casi 4 mil establecimientos educacionales, que cubrió el 95% de las comunas del país e incluyó zonas extremas como Putre e Isla de Pascua.  En total, 658 mil participantes entregaron sus propuestas para un desarrollo sostenible.

“Hay muchas opiniones y con bastante contenido. Los niños, niñas y adolescentes entienden lo que está pasando en sus contextos y quieren realmente participar en las soluciones de esas problemáticas. Valoramos mucho su participación y destacamos el compromiso de las comunidades educativas en la implementación de la Agenda 2030. Es realmente importante que tengan este ejercicio de participación democrática, de diálogo, de generar consensos: así se crean y consolidan las democracias en los países” destacó Silvia Rucks, Representante Residente del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en Chile.

Luego de dos meses de análisis de las opiniones y sistematización por parte del PNUD, los resultados de este proceso fueron entregados hoy por la Secretaria Ejecutiva del Consejo de la Infancia, Estela Ortiz, al Ministro de Desarrollo Social, Marcos Barraza, en su calidad de miembro del Consejo Nacional para la Implementación Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. En esta instancia participaron también la Representante Residente del PNUD y Hai Kyung Jun, representante de UNICEF.

“Es destacable que, de manera transversal, los principales contenidos que sugieren los niños sean el hambre, la paz y justicia y, en los más cercanos a los 18 años, sean salud y bienestar, educación y políticas de género para la igualdad. Nos parece que esta consulta que ha liderado el Consejo Nacional de la Infancia permitirá que su punto de vista pueda ser incidente en la construcción de políticas públicas” resaltó Marcos Barraza.

“Creemos que en la forma en que el Estado se relaciona con los niños, escucharlos es un paso fundamental para el ejercicio de sus derechos y es coherente con la agenda legislativa que estamos llevando a cabo. Estamos convencidos que este proceso va a tener continuidad en los próximos años y debemos dejar claro el desafío del seguimiento a las propuestas que los niños han hecho a la Agenda 2030”, subrayó Estela Ortiz.

Esta iniciativa se enmarca en dos compromisos suscritos por el Estado de Chile: el primero con el Comité de los Derechos del Niño para hacer efectiva la participación de los menores de 18 años, y el segundo con la Asamblea General de Naciones Unidas para dar cumplimiento a la Agenda 2030. Es, además, convergente con el Plan de Formación Ciudadana que implementa el Ministerio de Educación.

Dado el carácter pionero de “Yo Opino, es mi derecho”, sus conclusiones serán presentadas por la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, en un evento paralelo durante el 72º período ordinario de sesiones de la Asamblea Anual de Naciones Unidas, que se realizará el 22 de septiembre en Nueva York.

----------------------------------------------------------------------

Datos “Yo Opino, es mi derecho”

- Mayoritaria presencia de estudiantes del sector público (57,8%), con amplia participación de estudiantes con copago (39,4%) y baja proporción del sector privado (1,6%).

- Participaron estudiantes de todas las edades, desde el nivel pre - escolar hasta la educación media, en un proceso inclusivo que incorporó la diversidad en niños y niñas:   6,5% de estudiantes en situación de discapacidad; 43 mil estudiantes pertenecientes a pueblos originarios, la mayor parte de ellos mapuche, pero también aymara y, en menor proporción, afrodescendientes; 18 mil participantes de otros países, tales como Perú, Colombia, Venezuela y Haití.

Contacto para medios:

Pilar Zapata Coloma / pilar.zapata@undp.org / +56 22654 1018

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Chile 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe