NUESTRO ENFOQUE

Resiliencia y

desarrollo territorial

Reducir riesgos, aumentar capacidades y promover alianzas

 

Chile es considerado un país multiamenaza altamente expuesto a desastres de origen natural y es, a su vez, signatario de acuerdos internacionales como el Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres 2015-2030 y la Agenda para el Desarrollo Sostenible 2015-2030, por lo que significa que adquiere el compromiso de avanzar en el desarrollo de su implementación, a fin de mejorar las acciones del Estado en el quehacer de la Reducción del Riesgo de Desastres (RRD)  y la Gestión del Riesgo de Desastres (GRD).

Con el fin de apoyar al país en la mejora de sus capacidades para gestionar y reducir los distintos riesgos de desastres, provocados por factores ambientales, económicos y sociales, el PNUD en Chile ha incorporado una línea estratégica de trabajo para abordar la “creación de resiliencia ante perturbaciones y crisis” en lineamiento con los ODS que buscan de manera proactiva fortalecer la resiliencia frente a futuras crisis.

El PNUD en Chile cuenta con experiencias y buenas prácticas en los territorios aplicando el enfoque de RRD para generar sociedades locales resilientes, fortalecer las capacidades institucionales e involucrar a nuevos actores en los procesos de desarrollo. Esta estrategia apunta a intervenir en las dinámicas de desarrollo del territorio, trabajando de manera conjunta con todos los actores implicados en las distintas dimensiones de la sostenibilidad (ambiental, social y económico), con el objetivo de lograr un cambio real en las iniciativas que se promueven desde los territorios. Por tanto, promovemos las alianzas estratégicas de los actores públicos, privados y de la sociedad civil para el cumplimiento de los ODS.

Igualmente, en nuestras intervenciones aplicamos las herramientas conceptuales del enfoque de género al análisis de riesgo para comprender de qué manera las identidades de género determinan diferentes vulnerabilidades y capacidades, que inciden en el nivel de riesgo. En ese sentido, consideramos las dinámicas de género de tres maneras: los roles y responsabilidades, las diferencias relativas al género a la hora de acceder a los recursos (por ejemplo, tierra, agua, financiamiento) y las relaciones de poder basadas en el género. Entender mejor estas dinámicas y cómo se relacionan tanto con los hombres como con las mujeres, ayuda a garantizar una adaptación que tiene en cuenta el género.

 

Nuestros objetivos

 

Promovemos la concertación de actores públicos, privados y de la sociedad civil en el nivel territorial y nacional, fortaleciendo sus capacidades de cooperación y coordinación para el cumplimiento de los ODS. Nos enfocamos fundamentalmente en el mejoramiento de la gobernanza  local, la disminución de las brechas territoriales, con especial énfasis en los grupos vulnerables, la eficiencia y control en la planificación e implementación de políticas públicas que permitan la incorporación del enfoque de Reducción de Riesgo de Desastres  y del Desarrollo Sostenible.

Promovemos el fortalecimiento de la capacidad local para la adaptación al cambio climático, la reducción del riesgo de desastres, y la recuperación post desastre en diferentes escalas territoriales incorporando un enfoque de igualdad de género.

Para lograr lo anterior, incentivamos las alianzas públicas – privadas que permitan el desarrollo de una gobernanza local de los riesgos de desastres y del desarrollo sostenible, ya que para el PNUD, todos los actores que componen un territorio tienen el deber de involucrarse en su desarrollo. 

18 millones

POBLACIÓN TOTAL

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Chile 
Ir a PNUD Global