Planificación Nacional de la Biodiversidad

Breve descripción

florChile es parte del Convenio de Diversidad Biológica desde 1994. Foto: Jorge Herreros Lartundo, en proyecto BIOFIN

Chile posee una de las mayores diversificaciones geográficas del mundo. Ello se traduce en una gran variedad de ecosistemas y ecorregiones con características únicas. En el país se conocen 30.679 especies nativas, y los niveles de endemismo son de los más altos de América Latina.

Desde 1994, Chile es parte del Convenio de Diversidad Biológica (CBD). Las 20 metas de Aichi establecidas por el plan estratégico del CBD para el período 2011-2020 comprometen a todas las partes, a nivel nacional, a desarrollar, adoptar y aplicar una estrategia y un plan de acción para la biodiversidad eficaces, participativos y actualizados. Chile contaba desde 2003 con una Estrategia Nacional de Biodiversidad (ENB), pero lo establecido por el nuevo Plan Estratégico del CBD supuso la necesidad de actualizarla y adaptarla a los compromisos del país bajo el propio Convenio.

En este contexto, el objetivo del proyecto Planificación Nacional de la Biodiversidad para apoyar la implementación del Plan Estratégico del CBD 2011-2020 ha sido integrar las obligaciones de Chile en virtud del CBD y de su nuevo plan estratégico en los planes de desarrollo y marcos de planificación sectorial, por medio de la adaptación participativa de la ENB vigente desde 2003.

Logros

  • Se revisó la situación del país en lo relativo a la planificación de la biodiversidad de modo participativo y mediante un grupo de trabajo multisectorial.
  • De este modo se determinaron los objetivos nacionales bajo las metas globales de Aichi y valorarlos en función de la realidad del país.
  • Todo ello permitió actualizar la ENB y su Plan de Acción en 4 ámbitos: protección; restauración; uso sustentable; gestión y buena gobernanza.
  • La nueva ENB, para el período 2015-2030, retoma el enfoque del último Plan Estratégico del CBD e incorpora lo comprendido por las metas de Aichi adaptadas a la realidad del país.
  • Así, pone énfasis en detener la pérdida de la biodiversidad; fortalecer las condiciones habilitantes para que aumente la concientización y la educación en torno a la importancia de la biodiversidad; en el trabajo intersectorial público-privado, en la equidad y en el fortalecimiento de la gobernanza.
  • Al mismo tiempo, la nueva ENB considera la conservación de los ecosistemas marinos, costeros y de las islas oceánicas, mientras que la anterior se centraba en los ecosistemas terrestres.
  • La estructura de la nueva ENB cuenta con 6 planes de acción (humedales; marino y de islas oceánicas; especies nativas; especies exóticas invasoras; áreas protegidas; adaptación al cambio climático en biodiversidad) elaborados con la implicación de actores públicos, privados y representantes de la academia.
  • 15 diagnósticos regionales, que son el primer paso para la actualización de los planes de acción de las Estrategias Regionales de Biodiversidad.
  • También se diseñó una plataforma de seguimiento de indicadores de biodiversidad y de gestión, que será complementada desde el Ministerio del Medio Ambiente durante el año 2016.
  • El proyecto se nutrió de los aportes de BIOFIN ─en temas de planificación estratégica y costeo de los planes de acción─, del proyecto GEF SNAP ─en la actualización del plan de acción de áreas protegidas─, y del GEF EEI ─en el proceso de elaboración del plan de acción de especies exóticas invasoras─.

Financiamiento



Año Fuentes de financiamiento del proyecto
Monto
2014 GEF, Ministerio de Ambiente USD 610,760

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Chile 
Ir a PNUD Global