Una de las principales metas del Objetivo de Desarrollo Sostenible 5 es "asegurar la participación plena y efectiva de las mujeres y la igualdad de oportunidades de liderazgo a todos los niveles decisorios en la vida política, económica y pública". Imagen: Unidad de Comunicaciones PNUD Chile

 

·         El informe Nuevo Mapa del Poder y Género en Chile (1995-2018) muestra los cambios al interior de la sociedad chilena en cuanto al acceso de las mujeres a los puestos de toma de decisión en el poder económico, político, simbólico y social. 

  

·         El aumento más sistemático ha sido en el mundo político que aumenta de un 12% a un 26%, mientras que en los últimos diez años es en el poder social donde se observa el cambio más fuerte –de un 20% a 27%-, especialmente por el número de mujeres que ocupan puestos en las dirigencias de las organizaciones estudiantiles.

 

·         El área del poder económico sigue siendo el de menos participación de mujeres. Si bien aumenta de un 3% a un 9%, las mujeres en puestos de poder en el mundo económico aún no logran ser una entre diez.

 

·         El aumento de mujeres en puestos de poder ha sido paulatino, e incluso en algunos sectores se observan retrocesos. Los mecanismos que han permitido una mayor incorporación de mujeres son cambios institucionales (como las políticas de cuotas), voluntad política y diagnósticos y acciones dentro de las organizaciones, y una demanda por una mayor igualdad de género a todo nivel.

 

Santiago, 7 de marzo de 2020. El Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) dio a conocer hoy el informe Nuevo Mapa del Poder y Género en Chile (1995-2018), el que muestra la evolución que ha tenido la participación de las mujeres en cargos poder en el último cuarto de siglo, a partir de datos recogidos por el PNUD hasta noviembre de 2018. Este informe continúa los lineamientos y definiciones del primer mapa del género y elite realizado en 2010 por el propio PNUD. Este nuevo mapa agrupa 31.852 cargos de poder en cuatro años: 1995, 2005, 2009, 2018. Solo para la última medición, se revisaron 10.058 cargos: 3.446 en el sector económico, 4.864 en el poder económico, 1.097 en el poder simbólico, y 651 en el poder social. En ninguno de esos cuatro ámbitos, las mujeres superan el 30%, aunque en todos los ámbitos han aumentado su presencia.

 

Para Claudia Mojica, Representante Residente del PNUD en Chile, “este informe se enmarca en nuestro trabajo de apoyo a los Objetivos de Desarrollo Sostenible y a la meta por lograr igualdad para las mujeres en los niveles de decisión política, económica y cultural. En Chile se demanda una mayor participación efectiva de las mujeres en los puestos de poder. Este mapa evidencia que en todos los ámbitos estudiados ha aumentado la proporción de mujeres en puestos de decisión, sin embargo y pese al aumento general, las mujeres ocupan apenas un cuarto de los puestos de poder lo que da cuenta de la necesidad de redoblar los esfuerzos para cerrar las brechas existentes”.

 

En el sector económico se observa un aumento de un 3% a un 8% de mujeres en directorios en grandes empresas, y de un 4% a un 10% en las gerencias. En este último caso, las mujeres alcanzan solo un 3% en las gerencias generales y un 7% en finanzas, mientras en otras logran superar el 50% como en el área de comunicación y responsabilidad social empresarial (58%).

 

En el ámbito político, las mujeres logran superar el 30% en el Poder Ejecutivo central (33%) e instituciones públicas autónomas (35%), así como en el poder judicial (33%) y los mayores cargos en los partidos políticos (32%). Los mayores rezagos se observan en los cargos de seguridad y defensa con un 1% de mujeres (sumando las fuerzas armadas, carabineros, aviación y navales), así como en el poder legislativo (23%), incluso con el aumento producto de la aplicación de la ley de cuotas.

 

En el poder simbólico, las mujeres han tenido altos y bajos. Han aumentado su presencia en empresas de comunicación estratégica hasta un 41% de los cargos, pero en los medios de comunicación descienden de un 24% el 2009 hasta un 19% el 2018. En el área de la educación, las mujeres aumentan su posición en los cargos de poder, pero en cargos centrales como las rectorías de universidades acreditadas por más de cinco años, no se visualizan mujeres en la fecha de medición.

 

En el poder social, las mujeres alcanzan hasta un 42% en las dirigencias de las organizaciones estudiantiles y un 20% en las organizaciones de trabajadores y un 28% en las organizaciones profesionales.

 

En total, dentro de los cuatro ámbitos revisados, sólo 8 de los 36 sectores superan el 33% de mujeres y sólo 2 superan el 50%. Es decir, la gran mayoría de los cargos de poder continúan en manos de los hombres, o de otra forma, la elite que conduce los destinos del país continúa siendo masculina. El informe propone que en cada organización y sector se revisen no sólo las medidas institucionales que promueven la incorporación de mujeres a las posiciones de poder, sino también una revisión de prácticas informales que afianzan a los hombres en los puestos de poder. Medidas institucionales, reflexividad y acciones concretas al interior de cada institución, cambio cultural y voluntad política son factores centrales para romper la inercia.

 

Descargue acá la versión digital de este estudio.

Icon of SDG 05

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Chile 
Ir a PNUD Global