--- Image caption ---
     

30 de Marzo 2021

 

El proceso constituyente en nuestro país, que tendrá su primer hito en las próximas elecciones, donde se elegirá al grupo de personas que discutirán y redactarán la próxima Constitución, es un proceso donde las diferentes etapas conllevarán diversas dinámicas y mecanismos que le otorguen al texto final la legitimidad esperada.

 

Con el interés de aportar al debate, promover la gobernanza y fortalecer a las instituciones para avanzar hacia el desarrollo sostenible, el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) desarrolló un documento basado en la experiencia internacional de estos procesos. En él se señala que la experiencia internacional indica que, para que la creación y revisión constitucional gocen de legitimidad y tengan mayores posibilidades de éxito, deben ser inclusivos, participativos, transparentes, y efectivamente apropiados por la ciudadanía. Sobre lo mismo, en los procesos de cambio constitucional, a nivel global la participación ciudadana ha aumentado gradualmente, en la medida en que se ha consolidado la idea de que existe un derecho básico a participar en la toma de decisiones de los asuntos públicos.

 

El informe añade que, los estándares de participación son, en la actualidad, mucho más exigentes para la legitimidad de los procesos constituyentes de lo que fueron en el pasado, al punto que la participación es clave para dar legitimidad y efectividad al proceso.

 

Otro de los puntos que aborda el documento “Participación Ciudadana en la Convención Constitucional: Experiencia Internacional, Estándares y Recomendaciones” es la identificación de distintas opciones y mecanismos existentes para favorecer la participación ciudadana durante el funcionamiento de la Convención Constitucional, a partir de la experiencia de países que han tenido procesos recientes de reemplazo constitucional.   Entre esas opciones de mecanismos se cuentan, entre otras, audiencias, reuniones, conferencias, consultas públicas y encuestas, así como el uso de tecnologías. El estudio concluye que no existe un mecanismo ideal o perfecto, sino que más bien la mejor opción se relacionará directamente con el tiempo disponible, el presupuesto, la capacidad para sistematizar la información recibida y el uso de mecanismos que se adaptan a las prácticas participativas ya existentes.

 

El informe señala que independiente de los mecanismos a utilizar, es esencial cumplir ciertos principios o estándares durante todo el proceso participativo. Se destaca que es necesarios favorecer la participación amplia por su posibilidad de legitimar el proceso y mejorar su resultado y no por una mera obligación. Agrega que es necesario asegurar la inclusividad de la participación, facilitando la participación de grupos históricamente excluidos y evitando que las desigualdades existentes se repliquen al interior de los espacios participativos. Además, el informe explicita que todo el proceso debe ser transparente para dar garantías de una participación real e incidente.

 

Claudia Mojica, Representante Residente del PNUD en Chile, señala que “el objetivo del informe no es otro que orientar e informar a las y los actores políticos y sociales sobre las alternativas para construir un proceso de redacción del nuevo texto constitucional que incluya a todas y todos. Y que sirva como referente para que la ciudadanía pueda involucrarse y aportar activamente durante cada una de sus etapas. Por medio de este insumo, PNUD Chile reitera su compromiso de contribuir al fortalecimiento de la democracia apoyando el desarrollo de un proceso constitucional participativo e inclusivo que responda a las expectativas de la ciudadanía, fortaleciendo así su legitimidad”.

 

Recomendaciones del informe

Finalmente, el documento entrega algunas recomendaciones para la consideración de las y los futuros integrantes de la Convención. Entre estas destacan:

  • Incluir temprana y explícitamente los mecanismos de participación en el reglamento de la Convención.
  • Generar espacios específicos y diferenciados para la participación de pueblos indígenas.
  • Incluir criterios de paridad para los espacios participativos.
  • Incorporar miradas diversas y grupos históricamente excluidos en las instancias participativas.
  • Contar con una estructura, procedimientos y recursos necesarios para posibilitar espacios de participación.
  • Sistematizar debidamente las propuestas recibidas desde la ciudadanía para informar la deliberación.

Descarga del estudio aquí o en www.estudiospnud.cl.

El PNUD es la agencia de las Naciones Unidas líder en materia de desarrollo. Contamos con una red global que promueve los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), los derechos humanos y la equidad de género, y brindamos asistencia técnica a fin de alcanzar un desarrollo humano sostenible teniendo en cuenta las prioridades del país.

www.cl.undp.org

Icon of SDG 16

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Chile 
Ir a PNUD Global