--- Image caption ---

29 de marzo de 2021

 

Luego de que el Presidente de la República, Sebastián Piñera, informara sobre el ingreso de una reforma constitucional para aplazar las próximas elecciones de alcaldes, gobernadores, concejales y constituyentes, para el próximo 15 y 16 de mayo, el PNUD Chile fue invitado por la Comisión de Gobierno Interior, Nacionalidad, Ciudadanía y Regionalización de la Cámara de Diputados, a entregar sus recomendaciones sobre esta eventual postergación.

 

En dicha comisión Marcela Ríos, Representante Residente Asistente del PNUD, destacó las palabras del Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, quien ha señalado que “Posponer elecciones o decidir mantener una votación incluso con medidas de mitigación puede generar tensiones políticas, socavar legitimidad. Por ello, es mejor que esas decisiones se realicen luego de amplias consultas que busquen consensos”. A partir de la experiencia internacional y otras consideraciones desde otras agencias de Naciones Unidas, señaló durante la sesión que, ante cualquier decisión, ésta debe: 

 

·       Basarse en una amplia consulta de todos los sectores involucrados

·       Tener una base legal sólida

·       Estar basada en información técnica y sanitaria (autoridades electorales y sanitarias)

·       Con sustento en una evaluación amplia respecto de impactos legales, políticos, financieros y fiscales y operativas

·       Establecer una línea de tiempo precisa para retomar los procesos electorales, incluyendo todas las etapas del ciclo electoral

·       Poner atención especial en el potencial impacto de las decisiones en grupos vulnerables de la sociedad

·       Incorporar un enfoque de género en las decisiones

·       Ser comunicada clara y oportunamente a la ciudadanía para que puedan evaluar el impacto de las decisiones en sus decisiones y ejercicio de derechos

 

Agregó que de acuerdo al Departamento de Asuntos Políticos y de Consolidación de la Paz (DPPA) de Naciones Unidas: “mantener o postergar elecciones, trae consigo importantes desafíos desde el punto de vista legal, político y sanitario.   La decisión de mantener o posponer una elección, así como la de adoptar cualquier medida que afecte el calendario electoral es propia de cada país, basada en sus circunstancias específicas”, por lo cual se hace necesario:

1.       Promover altos niveles de participación ciudadana: priorizar inversión en información, utilizando canales que lleguen a toda la población, con un foco preferente en quienes tienen menor acceso a información: jóvenes, adultos mayores, mujeres, población rural, en situación de discapacidad, con baja conectividad a internet, entre otras.

2.       Evitar distorsiones que afecten igualdad en la competencia y derechos de participación. Fiscalizar gasto electoral, regular aportes y gastos durante periodo de extensión, definir si habrá financiamiento público para nuevas campañas.

3.       Tener en vista todo el Itinerario electoral: al definir nueva fecha, considerar ajustar calendario de elecciones considerando tiempos para todo el ciclo electoral (primarias, parlamentarias, presidenciales), incluyendo tiempos de campaña, franja, inscripción de candidaturas, mecanismos de reclamación judicial.

4.       Atender todas las potenciales consecuencias legales y normativas: periodo y situación de autoridades locales renunciadas, finalizar o no actividades de campaña, financiamiento electoral, incluyendo recaudación de fondos, informes, aportes públicos y privados.

5.       Contar con recursos necesarios para implementar cambios operativos, para informar ampliamente a ciudadanía, para financiar aportes públicos a campañas.

6.       Reconocer la relevancia específica del proceso constituyente:

  • Es una respuesta institucional a crisis social y política.
  • Representa una oportunidad para reconectar a la ciudadanía con la democracia representativa y sus instituciones.
  • Las personas la consideran como una elección histórica, con mayor relevancia que otras.

 

Cerró su intervención recordando que  tal como está consagrado en la Agenda 2030 de Naciones Unidas, para avanzar hacia un desarrollo sostenible se requiere un compromiso de no dejar a “nadie atrás”, para lo cual se debe promover la participación de todas y todos. En dicho sentido, el éxito de cualquier proceso electoral requiere altos niveles de participación y legitimidad. 

Descargue la presentación aquí.

Icon of SDG 16

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Chile 
Ir a PNUD Global