La Representante Residente Asistente de PNUD Chile, Marcela Ríos, entrego mensaje a distancia a las autoridades de ambas cámaras del Congreso Nacional.

 

17 de marzo, 2019

 

En la Sede Valparaíso de la Biblioteca del Congreso Nacional, se entregaron las propuestas de códigos de ética emanados de procesos participativos realizados con los funcionarios del Senado, la Cámara de Diputadas y Diputados y la Biblioteca del Congreso Nacional en el marco de la relación de colaboración entre el Congreso Nacional y el PNUD  para el fortalecimiento de la ética y la transparencia.

 

Marcela Ríos, representante asistente de PNUD entregó estas propuestas en el acto que contó con la participación del Senador Jaime Quintana, Presidente del Senado, Senador Alfonso de Urresti, Vicepresidente del Senado y Vicepresidente del Grupo Bicameral de Transparencia, Raúl Guzmán, Secretario General del Senado, Diputada Paulina Núñez, Presidenta del Grupo Bicameral de Transparencia y Alfonso Pérez, Director de la Biblioteca del Congreso Nacional. Las propuestas  luego serán revisadas  por cada una de las entidades  para finalmente redactar en conjunto una versión final de cada documento.

 

El proyecto se enmarca en la relación de colaboración entre el Congreso Nacional y el PNUD de relativo al fortalecimiento de la ética y la transparencia en el que el PNUD ha apoyado la creación de Planes de Parlamento Abierto y ha desarrollado propuestas legislativas para la mejora de la ética parlamentaria, y de reglamentación para la participación ciudadana.

 

Durante el año 2019 el PNUD, en coordinación con el Grupo Bicameral de Ética y Transparencia, puso en marcha una metodología participativa, previamente socializada con las autoridades de cada entidad y las asociaciones de personal en cada una. La metodología participativa consistió en una encuesta online dirigida a todas las personas que trabajan en las tres entidades, más la realización de entrevistas en profundidad a un conjunto de informantes clave definidos por cada entidad y a una selección aleatoria de entrevistados de distintos estamentos. Lo que permitió diagnosticar de manera general la situación de la integridad en cada una de las entidades, identificar problemas o riesgos concretos y levantar las percepciones de parlamentarios/as, asesores/as, funcionarios/as y trabajadores/as.

 

Además del aspecto de promoción de la integridad y la transparencia, y la prevención de la corrupción u otras malas conductas, se ha procurado trabajar con perspectiva de género y en consonancia con los nuevos protocolos contra el acoso sexual y laboral, ya que es imposible alcanzar las mejoras esperadas si persisten problemas de acoso o de trato desigual hacia mujeres.

 

Durante 2020 se continuará con la implementación de un sistema de integridad, que asegure la aplicación práctica de estándares éticos. Estas actividades incluyen con la puesta en marcha de una plataforma electrónica para recibir consultas o denuncias, la generación de una estructura de integridad -de personas responsables a cargo de la efectiva adopción y utilización del código y la plataforma-, la realización de las capacitaciones necesarias para la correcta adopción de las herramientas, y esfuerzos comunicacionales continuos para la difusión de los nuevos códigos.

 

Este proyecto está estrechamente relacionado a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas, en el marco del combate a la corrupción y al desarrollo de instituciones eficaces, responsables y transparentes.

Icon of SDG 16

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Chile 
Ir a PNUD Global